PARA LOS SOÑADORES, AHORA ES UN BUEN MOMENTO PARA VIAJAR

Posted by:

Por David Sperling, Esq.

Con la nueva administración tomando el poder, hay mucha confusión e incertidumbre acerca de las políticas de inmigración del presidente Trump.

Pero hay algo que algunos inmigrantes pueden y deben hacer inmediatamente, si no lo han hecho ya. Estoy hablando de los más de 700,000 “Soñadores” que tienen un permiso de trabajo a través de DACA, y cientos de miles de registrados para el TPS de Honduras, Nicaragua y El Salvador.

El Presidente Trump se opone al programa DACA, en parte porque fue iniciado por orden executiva, y no por el Congreso, pero es probable que el gobierno siga cumpliendo con los permisos de trabajo existentes.

Mientras que la política de administración no es aun clara, ahora es el tiempo para viajar fuera de los Estados Unidos con “Advance Parole”. Con este documento de viaje emitido por el gobierno, los beneficiarios de DACA o TPS pueden volver a ingresar a los Estados Unidos con una entrada legal, abriendo la puerta al estatus de Residente Legal Permanente si ellos tienen cónyuges o hijos adultos que son ciudadanos estadounidenses.

Por ejemplo, un beneficiario de la DACA que entró ilegalmente a los Estados Unidos ahora está comprometido o casado con un cónyuge ciudadano de los Estados Unidos. Con una entrada legal, pueden solicitar directamente una Tarjeta Verde sin necesidad de regresar a sus país de origen para el procesamiento consular. Los inscritos al TPS que estén casados con ciudadanos de los Estados Unidos o que tengan hijos adultos (más de 21) nacidos aquí también son elegibles.

Desde que el TPS para Honduras y Nicaragua entró en vigor en 1999, y el TPS para los salvadoreños comenzó en 2001, muchos de estos miembros de la clase ahora son potencialmente elegibles para ajustar el estatus después de reingresar a los Estados Unidos con un documento de viaje.

Esta estrategia está disponible para los beneficiarios de DACA y TPS que no tienen una orden de deportación. La oficina de Inmigración no aprobará conscientemente un Advance Parole o Permiso de Viaje si sabe que un beneficiario del DACA o TPS tiene una orden de deportación previa.

En términos generales, la oficina de Inmigración puede tardar tres meses o más en aprobar un permiso de viaje. Sin embargo, en casos de emergencia, por ejemplo, para cuidar a un padre que está gravemente enfermo, un solicitante con pruebas apropiadas puede obtener un documento de permiso de viaje en un día. El costo de gobierno es de $ 575.

Cualquier persona que considere esta estrategia debe primero consultar con un abogado de inmigración debido a las graves consecuencias legales de salir y volver a entrar en los Estados Unidos. Sin embargo, debido a la casi certeza de que el Presidente Trump terminará el programa DACA, el tiempo para viajar es ahora.

0

Add a Comment