Los Registrantes del TPS Merecen la Oportunidad de Tarjetas Verdes

Posted by:

Por David Sperling

 

Más de 200,000 salvadoreños y hondureños han tenido el Estatus de Protección Temporal por más de 16 años, pero el fin del programa puede estar cerca.

 

A los haitianos que tienen TPS desde el 2010 se les ha dicho que empiecen a empacar sus maletas, y el embajador de Estados Unidos en El Salvador declaró recientemente que “Temporal significa temporal”.

No creo que la administración de Trump termine simplemente el TPS e intente deportar a los beneficiarios. No tendría sentido. Los 190,000 beneficiarios del TPS de El Salvador y 60,000 de Honduras merecen la oportunidad de solicitar Tarjetas Verdes.

 

Ningún otro grupo es más merecedor. Los registrantes de TPS son empleados de confianza y empresarios que pagan impuestos; y son parte integral de la comunidad. Regularmente se les toman las huellas y no tienen antecedentes penales serios. La mayoría tiene hijos que nacieron en los Estados Unidos y, por lo tanto, son ciudadanos estadounidenses.

 

Hay un movimiento ya en marcha para abogar por los beneficiarios del TPS salvadoreño y hondureño. De hecho, uno de mis asociados, Eduardo Villacorta, abogado en El Salvador y en los Estados Unidos, viajó a Washington a finales de junio con varios salvadoreños destacados de Long Island para pedir apoyo.

Empecé mi práctica de inmigración poco antes de que el presidente Bill Clinton firmara la Ley de Ajuste de Nicaragua y Alivio Centroamericano (NACARA) en 1997.

 

Para calificar para una Tarjeta Verde, los solicitantes sólo necesitaban demostrar que habían solicitado previamente un TPS en 1991 o solicitaron asilo político antes del 1 de abril de 1990, haber estado en los Estados Unidos por lo menos siete años continuos y poseer buen carácter moral. En la práctica, no era necesario probar dificultades extremas.

 

Los beneficiarios del TPS ahora fácilmente cumplen con los requisitos de residencia y carácter moral para el estatus de residente permanente legal. NACARA no fue en absoluto polémico en 1997, y no puedo imaginar ninguna oposición creíble a una legislación similar ahora. Ahora es el momento de movilizarse y empezar a reunir apoyo.

————————————————– ————-

David Sperling es abogado de inmigración con oficinas en Central Islip, Riverhead, Huntington Station y Hempstead.

0

Add a Comment