HACERSE UN TATUAJE? MUY MALA IDEA

Posted by:

Por David M. Sperling, Esq.

Personalmente nunca me gustaron los tatuajes. Pero cuando se es joven, inmaduro y se hacen las cosas sin pensar, como todos nosotros, podríamos considerar hacernos uno para demostrar el amor a la madre o novia, porque se ve bien, o para mostrar lealtad a tu grupo en particular.

Es posible que tengas una idea diferente en unos años en el futuro cuando estes buscando un trabajo o tratando de hacer una buena impresión en diferentes círculos.

Pero si usted no es ciudadano estadounidense, hay una razón aún más importante e inmediata para no hacerse un tatuaje: podría conducirlo a su deportación.

Los activistas de inmigración fueron estremecidos a principios de este mes cuando la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestó y detuvo a Daniel Ramírez, un “soñador” mexicano de 23 años de edad durante una redada en Seattle. Los agentes de ICE tenían como objetivo capturar al padre de Ramírez, que según ellos era un delincuente con una orden previa de deportación.

Ramírez fue uno de los 750,000 jóvenes inmigrantes que fueron beneficiarios por la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) del Presidente Obama, y la primera en ser protegida por ICE bajo la administración de Trump.

Funcionarios de ICE dijeron que Ramírez tenía un “tatuaje de pandilla” en su antebrazo, y dijo que había “confesado” su afiliación con pandillas conocidas en la costa oeste.

No tengo ni idea de si Ramírez era de hecho un pandillero, o si la confesión había sido coaccionada, como lo sostenían sus abogados.

Pero no importa. Cuando las autoridades de inmigración entran en contacto con una persona que no es ciudadano, los tatuajes son una bandera roja. ICE siempre ha tenido la autoridad para detener y dar prioridad a la deportación de cualquier persona que suponga un riesgo para la seguridad pública, y en especial a los pandilleros y asociados. ICE puede actuar puramente bajo sospecha, sin requerir una condena penal. De hecho, Ramírez no tenía antecedentes penales previos.

Los tatuajes siempre han tenido un cierto estigma, merecidamente o no. Si bien el tatuaje en sí mismo puede ser completamente inofensivo – y en la mayoría de los casos lo son – un funcionario de inmigración bien podría hacer una conclusión negativa en la evaluación de los solicitantes de un estatus legal.

Hay muchos jóvenes que se han unido a las pandillas y se han hecho tatuajes de identificion – bajo presión o voluntariamente – pero ahora están en el camino correcto. Si bien hay técnicas para eliminar los tatuajes, son costosos y dolorosos y a menudo dejan una mancha delatadora.

Probablemente no hay nada malo con discretos tatuajes artísticos. Pero para cualquier persona que no es un ciudadano de los Estados Unidos, hacerse un tatuaje conspicuo en este momento podría ser una muy mala idea.

0

Add a Comment